Entre mayo y julio llegaría al país el virus de la influenza H3N2 que afectó a miles de personas en Estados Unidos y mató a decenas de niños. La vacuna y los hábitos de higiene son las formas de prevenir.

Ya son más de 114 los fallecidos y unos 23.000 los hospitalizados que se registraron en Estados Unidos a causa de esta nueva epidemia. También se presentaron varios casos en Australia.

El pediatra Tomás Mateo Balmelli, quien se desempeña en el sector privado, advirtió que el Ministerio de Salud debería de encontrarse alerta, ya que el virus podría ingresar al país en los próximos meses de mayo, junio y julio.

Agregó que el H3N2 produce el triple de mortalidad, ya que ataca el sistema inmune. “Esto podría afectar principalmente a los niños pequeños en edad de guardería o preescolar. El sistema inmune no va a reconocer al virus, por lo que consideramos que las consecuencias van a ser más importantes”, explicó.

“No son prevenibles el 100%, pero si pueden ser disminuidas en su intensidad en relación a la población en general”, asegura Balmelli. Dijo que después va a resultar que otra vez en pleno brote epidémico vamos a tratar de concientizar a la ciudadanía.

Esta enfermedad se transmite con las pequeñas secreciones emitidas al toser, hablar o estornudar y pueden quedar sobre una superficie hasta por 24 horas.

En cuanto a los síntomas, este virus, causa tos, dolor de cabeza y muscular, irritación en la garganta, así como fiebre muy alta, explicó el profesional médico.
COMENTARIOS