Una fuerte tormenta invernal con vientos huracanados causó al menos cinco muertos en la costa noreste de Estados Unidos, donde además dejó inundaciones y daños considerables.

Más de 3.300 vuelos fueron cancelados y más de un millón de personas estaban hoy sin electricidad. Los estados de Nueva Jersey, Virginia y Massachusetts son los más afectados hasta el momento tras haber sufrido fuertes lluvias y nieve. Partes de Boston y pequeñas ciudades costeras han sufrido inundaciones.

Un niño de seis años murió luego de que un árbol cayera sobre su vivienda mientras dormía, anunciaron las autoridades del condado de Chesterfield en Virginia. En el mismo estado, un hombre de 44 años pereció cuando otro árbol se abatió sobre su camión, según la policía de James City.

Cerca de Baltimore, en la costa este, una mujer de 77 años perdió la vida también golpeada por una gruesa rama de un árbol en Kingsville, según la policía de Baltimore.

Caídas de árboles habrían causado igualmente la muerte de otro joven de 11 años en Putnam Valley, estado de Nueva York, así como de un septuagenario en Rhode Island.

Las autoridades instaron con urgencia a las personas a permanecer en lugares seguros. El servicio meteorológico calificó la tormenta como un “acontecimiento de vida o muerte”.

“Esta es una de las tormentas más extremas en tiempos recientes”, indicó la agencia de emergencias del estado de Massachusetts. El gobernador de este estado, Charlie Baker, llamó a la población a no resistir en caso de ser evacuados.

La empresa ferroviaria Amtrak canceló la circulación de trenes en la costa este. Muchas escuelas no abrieron sus puertas y automóviles, tejados y andamios se vieron dañados, como en la localidad de Scituate, donde el agua entró hasta el centro.

Los meteorólogos llaman a este tipo de tormenta “ciclón bomba”, un término que describe la rapidez con la que la presión atmosférica se desploma .

Inspirado en las imágenes de árboles caídos alrededor de la capital, el término “Windmageddon” (combinación de las palabras “wind” -viento-, y “Armageddon” -apocalipsis-) proliferó por las redes sociales.

 

COMENTARIOS