Una de las imágenes que más se recuerdan fue el escupitajo que el portero guaraní José Luis Chilavert le propinó en el rostro a Roberto Carlos.

Casi 16 años después, Chilavert reveló en entrevista con ESPN la verdadera razón por la que le escupió al exmediocampista brasileño, cuando éste se acercó a darle la mano.

“En ese partido nos robaron mal porque, ¿ustedes no se acuerdan de que hay un detallito? Había un árbitro alemán. ¿Qué hace un árbitro alemán en la eliminatoria sudamericana?”, comentó el exportero de la selección de Paraguay.

Roberto Carlos pateaba de todos lados y no podía hacer un gol, entonces me hacía gestos, teníamos nuestros dichos. Terminó el famoso escupitajo cuando me dijo: ‘indio, les ganamos 2-0’. Le escupo por eso, porque me dijo indio. Para mí se terminó dentro del terreno de juego y punto”, agregó Chilavert.

La imagen le dio la vuelta al mundo y quedó grabada para la historia. Un año después, Brasil, el verdugo de Paraguay en la eliminatoria sudamericana, se proclamó pentacampeón del mundo, tras vencer en la final 2-0 a Alemania.

COMENTARIOS