- Publicidad -

Las organizaciones buscan “enfrentar el fenómeno de las noticias falsas, imprecisas o malintencionadas”, ofreciendo a las audiencias de los medios de comunicación “revisar la información que circula en internet y en las redes sociales y verificar si es cierta o falsa”, explicó Aldana, subdirectora de Comunicación de MCCI.

Observadores independientes “crearán una redacción para las elecciones de 2018 en la que, principalmente periodistas del periódico electrónico Animal Político van verificar que los datos difundidos sean correctos, o que las propuestas de los candidatos sean realizadas”, agregó.

La red social Facebook generará asimismo alertas para la redacción “con el fin de verificar las noticias de mayor impacto, las que sean más compartidas”, dijo Aldana.

​Luego que la redacción #Verificado2018 confirme la información, aparecerá en las cuentas de los usuarios de Facebook y Twitter, redes electrónicas que apoyarán para difundir la información correcta.

El acuerdo con Facebook la firmó el gerente de Alianzas Estratégicas de la empresa en México, Luis de Uriarte.

La iniciativa también cuenta con el apoyo y financiamiento de Google News Lab, Open Society, Oxfam y Twitter.

El lunes 12 comenzaron a funcionar las cuentas @verificadoMX en Twitter y de Verificado2018 en Facebook para difundir información revisada y analizada, con el respaldo de los 60 aliados de la iniciativa.

Google proveerá apoyo en el uso de sus marcadores de tendencias en las redes electrónicas para comprender qué temas están buscando los mexicanos vinculados con la elección.

​Los materiales de #Verificado2018 contarán en el buscador con el sello de “Hecho verificado”.

Aldana comentó que la experiencia comenzó en otros países “para que el electorado tenga datos fidedignos”.

La iniciativa retoma así otras que se han echado a andar en diferentes países, como Electionland en Estados Unidos o CrossCheck en Francia.

En México la ola de noticias falsas más recientes se registró durante los terremotos del 7 y el 19 de septiembre del año pasado, “con mucha información que no era fidedigna, en medio de la tragedia” que dejó 470 personas fallecidas.

Otro objetivo de los vigilantes ciudadanos es “generar una cultura de difusión de información verificada”, explicó.

Esto “no significa que las informaciones que circulan en otros medios sea falsa, simplemente que no ha sido corroborada”, explicó la responsable del organismo independiente.

​El objetivo es que las audiencias cuenten con una herramienta para “generar una cultura de responsabilidad, de buenas prácticas en la información difundida por los ciudadanos, que no sea publicada por medios no confiables, para no compartir noticias alarmantes, sin verificarlas”.

Los organizadores reaccionaron con esa medida preventiva, luego de advertir que durante el proceso electoral que llevó a Donald Trump a la presidencia de EEUU en noviembre de 2016 “más de 10 millones de electores potenciales tuvieron acceso a noticias falsas difundidas en redes sociales”.

Además, señalan, las noticias falsas también se hicieron presentes en las elecciones de Reino Unido, Francia, o durante la llamada crisis separatista en la región española de Cataluña “e influyeron en la decisión de los votantes”.

Las verificaciones también serán sobre frases y propuestas de los candidatos, para comprobar si los datos que utilizan son ciertos o falsos.

En los tres debates presidenciales programados por la autoridad electoral, un equipo de periodistas, junto con especialistas en políticas públicas revisarán “los números, las propuestas, las críticas de cada candidato y le informaremos a los lectores si lo dicho es verdad o mentira”.

El proyecto retoma el nombre “Verificado” que un grupo de jóvenes creó en el sismo del 19 de septiembre pasado, para informar y servir de puente entre quienes necesitaban ayuda y quienes podían proporcionarla.La información falsa “confunde, paraliza, asusta”, ante lo cual “la información confirmada, precisa, rigurosa es clave para esa decisión en libertad”, puntualiza el lanzamiento del proyecto.

El 1 de julio próximo se celebran en México elecciones para presidente, Congreso, la tercera parte de los gobiernos y parlamentos provinciales y cientos de alcaldías.

COMENTARIOS