La justicia española retiró la orden de detención europea contra el presidente catalán destituido Carles Puigdemont y cuatro miembros de su ejecutivo que se fueron a Bélgica después que el parlamento regional declarara la independencia, informó este martes el Tribunal Supremo.

En un comunicado, el tribunal señala que el juez Pablo Llarena, a cargo de la investigación, decidió retirar la orden dado que los cinco afirmaron querer volver a España para participar en las elecciones regionales convocadas por Mariano Rajoy para el 21 de diciembre. Sin embargo, el magistrado mantiene la orden de arresto en España, señalaron fuentes del tribunal.

Los cinco exdirigentes catalanes están siendo investigados por cargos de rebelión, sedición y malversación, de fondos entre otros delitos, que podrían valerles penas de décadas de prisión. El magistrado Pablo argumentó que la orden europea podría complicar la causa contra los líderes independentistas ya que si la justicia belga rechaza algunos de los razonamientos de la orden de extradición, generaría una desigualdad respecto a los líderes en España que serán investigados por todos los delitos.

Puigdemont tiene previsto encabezar la boleta de su partido para las elecciones regionales, que planteó como un referéndum en el que los catalanes “validarán o no” la intervención del Ejecutivo de Mariano Rajoy en la región para frenar el proceso independentista.

COMENTARIOS