La Casa Blanca rechazó el pasado martes la oferta del presidente de Venezuela, de Nicolás Maduro, de entablar diálogo con el mandatario estadounidense, Donald Trump, ya sea en Washington o en Caracas.

Desde la Presidencia estadounidense se asegura que únicamente será posible un encuentro de estas características cuando se “restaure la democracia” en Venezuela, informa agencia EFE.

La invitación al diálogo que Maduro extendió a Trump tuvo como canal la red social Twitter. Un vocero del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca reaccionó al mensaje en condición de anonimato: “Como dijimos el pasado mes de agosto, el presidente Trump hablará gustosamente con el líder de Venezuela tan pronto como se den ciertos pasos y el régimen de Maduro restaure la democracia en ese gran país”.

La respuesta estadounidense a la invitación de Maduro ha sido parecida a la que dio el pasado agosto, cuando el presidente de Venezuela le propuso a Trump hablar por teléfono. A través de un comunicado, el presidente de EE.UU. aseguró entonces que se comunicaría con él “tan pronto se restablezca la democracia en el país”.

La invitación de Maduro a Trump llega en un momento de tensión para el diálogo en el continente, ya que Perú declaró que el presidente de Venezuela no será bienvenido en la Cumbre de la Américas, la cual se celebrará el próximo mes de abril.

COMENTARIOS