- Publicidad -

En los últimos tiempos, las series de televisión han igualado a las películas en presupuesto, días de rodaje, nivel de producción, figuras en el elenco… Pero en esta oportunidad Game of Thrones dio un salto que supera cualquier límite en el rodaje de su última temporada.

El elenco y el equipo de producción acaban de finalizar una escena bélica que les tomó ¡55 noches seguidas de filmación! Una verdadera locura teniendo en cuenta que es el doble de tiempo que se ha invertido en otras grandes escenas de acción.

Para comparar, la popular e imponente escena denominada “Batalla de los Bastardos”, que se vio en la sexta temporada, se hizo durante 25 días, muy poco comparado con los aproximadamente dos meses que tomó el rodaje reciente.

El asistente de dirección Jonathan Quinlan dio a conocer la información en una publicación de Instagram, que luego eliminó. “Cuando millones de personas alrededor del mundo miren este episodio dentro de este año, no sabrán cuánto trabajaron”, dice la carta que dirigió a los productores de la serie de HBO.

“No les importará lo cansado que estés o cuán difícil fue hacer tu trabajo a temperaturas bajo cero. Simplemente entenderán que están viendo algo que nunca se había hecho antes”, siguió Quinlan, que aseguró que deben estar orgullosos “por soportar 55 noches seguidas” de grabación para una escena de batalla devastadora.

El asistente de dirección cerró asegurando que se verá algo que “nunca antes se ha hecho”. Sin dudas, una frase que aumenta las enormes expectativas de los fanáticos de Game of Thrones en todo el mundo.

Poco y nada se sabe de la octava y última temporada de la serie, que regresará en 2019, pero aún sin fecha de estreno confirmada. Para evitar cualquier tipo de filtración, los actores solo han recibido sus líneas de diálogos y se están filmando múltiples finales.

COMENTARIOS