- Publicidad -

Las fotos de dos leones machos teniendo sexo en la reserva natural del Masai Mara en el suroeste de Kenia se volvieron virales en los últimos días.

Hasta que despertaron la inquietud del doctor Ezekiel Mutua, director ejecutivo del Instituto gubernamental de Clasificación de Películas de Kenia, una suerte de policía moral que se encarga de la censura el material fílmico en el país africano.

“Nosotros no regulamos la conducta animal, pero es la primera vez y es interesante oir que dos leones machos están enamorados. Habría que hacer algunas investigaciones, y me gustaría que confirmasen si realmente se trata de dos machos”, dijo Mutua en una entrevista con Nairobi News.

Pero el funcionario fue más allá: “Estos animales necesitan terapia porque probablemente fueron influidos por gays que visitaron el parque nacional y se comportaron mal. Deben haberlo copiado de algún lado o es demoníaco, porque estos animales no miran películas”, afirmó.

Mutua está convencido de que la homosexualidad es “una fuerza demoníaca” y los demonios “también poseen a los animales”.

El funcionario realizó una última insólita propuesta: “Deberíamos aislar a esos locos animales gays y estudiarlos porque no es normal”.

COMENTARIOS

Compartir