Este viernes por la mañana se produjo un tiroteo en el campus de la Universidad Central de Michigan que dejó un saldo de al menos dos muertos. El sospechoso aún está prófugo.

Esto sucede dos semanas después de la masacre de Florida, que conmocionó a los Estados Unidos y puso de nuevo en la agenda el debate sobre las armas.

Hubo un informe de disparos en Campbell Hall en el campus. El sospechoso sigue prófugo, la policía aconseja a todos que se refugien“, publicó la Universidad Central de Michigan en una alerta en su sitio web y en Twitter.

Luego confirmó que dos personas murieron y que los difuntos no son estudiantes. También sostuvo que la policía cree que la situación comenzó a partir de un incidente doméstico.

Funcionarios de la ciudad en Mount Pleasant, donde se encuentra el campus, subrayaron que el sospechoso es James Eric Davisun hombre de piel negra, de unos 19 años, y es considerado “armado y peligroso“.

Dijeron que lleva jeans amarillos y una sudadera azul. “Si lo ves no te acerques y llama al 911“, pidieron.

En una información previa, las autoridades dijeron que “el tirador aún no ha sido aprehendido“.

El periodista David Jesse confirmó la noticia tras conversar con las autoridades: “La policía estatal de Michigan me confirma que dos están muertos en el tiroteo en el dormitorio”, escribió en Twitter.

Los estudiantes que se encuentran en las instalaciones dijeron que recibieron mensajes automáticos de la universidad que advertían sobre disparos cerca del cuarto piso del Campbell Hall.

Campbell Hall es parte de un complejo de seis residencias universitarias, originalmente para mujeres. La Policía pidió a los estudiantes que se mantengan alejados del área.

La Universidad Central de Michigan está en un campus con alrededor de 25 mil estudiantes. Está situada en una ciudad rural llamada Mt. Pleasant y cuenta con cinco departamentos de policía. El tiroteo se produjo en el Campbell Hall, al oeste del campus.

COMENTARIOS