El Senado de la Nación aprobó con 32 votos el proyecto de ley de “Paridad Democrática” que establece el 50% de participación para mujeres en todos los cargos electivos. Hubo 6 votos por el rechazo y 7 senadores se abstuvieron de votar.

La propuesta estipula una participación equitativa del 50 % para los hombres y el 50 % para las mujeres en cargos electivos.

La idea es que los partidos desde el momento de la postulación preparen listas bien alternadas para todos los cargos y evitar que las mujeres queden sin espacios o en el último lugar.

Esta nueva normativa permitirá a las mujeres poder acceder al 50% de los espacios de poder político, ya sea en las listas de los partidos, así como en el Congreso y en otros cargos políticos y administrativos. La aprobación se dio coincidentemente con el día internacional de la mujer.

“Es una gran victoria de todas las mujeres articuladas, de todos los partidos políticos. Una articulación del trabajo de 4 años”, afirmó Lilian Soto, mientras las representantes de organizaciones sociales y políticas que acompañaron el debate celebraron la aprobación del proyecto de ley al grito de “¡mujeres unidas jamás serán vencidas!”.

Luego de la aprobación en general, se inició un debate de si esto podría ser aplicado a las internas partidarias o a las elecciones generales, para las cuales algunos coincidieron la ley de paridad no sería aplicable.

Para un amplio sector existe una inconstitucionalidad en este proyecto, pues va en contra del artículos de los derechos políticos, que habla del derecho a participar de los asuntos públicos sin distinción de sexo.

El planteamiento fue presentado por los senadores Arnaldo Giuzzio, Desirée Masi, Lilian Samaniego, Esperanza Martínez, entre otros.

Tras la aprobación en general, se procede al estudio y debate de cada uno de los artículos que componen la ley.
COMENTARIOS