Inicio Celebridades A Sophie Turner no le parece machista ganar 3 veces menos que...

A Sophie Turner no le parece machista ganar 3 veces menos que Kit Harington en Game of Thrones

La actriz que interpreta a Sansa Stark considera que su compañero de reparto tiene un mayor protagonismo en la serie.

Sophie Turner, Sansa Stark en la serie Game of Thrones, ha declarado en una entrevista a la revista Harper’s Baazar que gana tres veces menos que su compañero Kit Harington, Jon Snow, y aunque no ha especificado en cuál de las temporadas ha ocurrido esto parece que no le importa.

La actriz admite que ganó 184.000 euros por semana de grabación mientras que al actor que interpreta al famoso Jon Snow le correspondían 624.000 euros semanales. Algo que a Turner no le parece machista ya que considera que el papel que protagoniza Harington es central en la serie y que aunque gana más que ella su presencia en más importante y por tanto su caché no le provoca ningún tipo de problema si lo compara con el suyo. Lo que si le duele a Turner es que llega la última temporada de Game of Thrones y que a ella le va a sonar como si alguien de su familia desapareciera para siempre. “Pierdo el personaje que he interpretado durante mucho tiempo”, se lamenta la actriz.

En lo que se refiere a la brecha salarial entre actores y actrices ha habido otras denuncias como las que han protagonizado Natalie Portman o Claire Foy, que interpretaba a Isabel II, el papel principal de la serie The Crown pero ganaba menos que Matt Smith, el actor que hacía de su esposo, el príncipe Felipe, en la misma ficción. Netflix prometió rectificar esta situación y compensar a la actriz, lo mismo que ha ocurrido con HBO, que produce Game of Thrones.

En abril de 2018 Casey Bloys, director de programas del canal tuvo mucho interés en remarcar a Hollywood Reporter que la compañía en la que trabaja había revisado “uno por uno los programas” que produce y “analizado las desigualdades salariales entre hombres y mujeres para corregirlas de inmediato si existían”. Bloys justificó estos casos posibles diciendo: “Cuando creas un programa, nadie tiene el mismo nivel de experiencia, algunos han ganado premios o distinciones. Pero cuando comienzas una segunda o tercera temporada porque la serie es un éxito, es mucho más difícil justificar las brechas salariales”.

Este no es al parecer el caso de Sophie Turner, pero ella sí ha reconocido que aunque nunca ha vivido situaciones tan límites como algunas de las que han relatado compañeras de profesión en relación al caso Weinstein, sí ha vivido momentos en los que se sintió incómoda por el comportamiento de algunas personas del sector. “Pensando con retrospectiva si me he dicho: ‘esto no se debe hacer a nadie”, ha reflexionado la actriz.

La intérprete tampoco se ha cortado a la hora de confesar sus inseguridades: “Todos pueden ver cómo soy realmente en Game of Thrones. Tengo una nariz grande, ojos diminutos y doble barbilla. Pero estoy aprendiendo a amar mi nariz”, afirma. Y sobre su próxima boda con el cantante Joe Jonas no ha dudado en reafirmarse en lo que resulta evidente para sus seguidores: “Tratamos de mantenerla de la forma más discreta posible para intentas que sea un momento íntimo”. Pero de lo que no duda es de describir a su futuro marido como una rara perla: “Es la persona más divertida, más enérgica y más positiva que he visto en mi vida”.

- Publicidad -

ULTIMAS NOTICIAS

TE RECOMENDAMOS

PARAWEY DEPORTES