Se lo conocía como Estadio Central desde 1957 y tenía una capacidad de 27 mil espectadores. Pero para la Copa del Mundo no era suficiente. Había que reconstruirlo y subir su capacidad al menos a 35 mil personas. El problema era el tiempo. Por eso decidieron algo rápido y efectivo: “sacar” una tribuna afuera de la estructura protegida por el techo y ganar así los asientos necesarios.

Lo lograron. El Ekaterinburgo Arena, como se lo llama oficialmente, ahora tiene una capacidad de 36 mil personas y se estrenó con el partido entre el local, Ural, y el Spartak de Moscú. En la Copa del Mundo, albergará los partidos entre Egipto-Uruguay, Francia-Perú, Japón-Senegal y México-Suecia.

Loading...

Rusia 2018 se jugará en 12 estadios, dos de los cuales están en Moscú.

Loading...