La Unión Europea aprueba el acuerdo de divorcio con el Reino Unido

El pacto no quedará en firme hasta que se obtenga el visto bueno del Parlamento Europeo, de Reino Unido y de las legislaturas nacionales de la UE.

Un día después de que la discordia entre Reino Unido y España por Gibraltar fuera resuelta, los líderes de 27 países de la Unión Europea han celebrado una cumbre extraordinaria del Consejo Europeo en Bruselas (Bélgica) que ha dado como resultado la aprobación del pacto del Brexit

Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, ha declarado en una rueda de prensa posterior a la reunión que este Acuerdo de Salida del Reino Unido de la UE no solo corresponde al “mejor” en las actuales circunstancias, sino al “único acuerdo posible”.

“El divorcio es un momento trágico”, aseveró Juncker respecto a este “triste” 25 de noviembre, que representa el siguiente paso en la salida de Reino Unido de la Unión.

La votación de los países miembro se llevó a cabo sin la participación de Reino Unido, y fue continuada por una reunión con la primera ministra de este país, Theresa May, con el fin de notificar la decisión tomada por la UE y los objetivos para la siguiente etapa de negociaciones.

Durante la cumbre se incluyó, además de la votación del borrador de 585 páginas del Acuerdo de Salida, la aprobación de otros documentos entre los que se cuenta una declaración política que especifica las relaciones futuras entre Londres y Bruselas.

El pacto del Brexit, sin embargo, no quedará en firme hasta que obtenga el visto bueno del Parlamento Europeo, las legislaturas nacionales de la UE y el Parlamento británico. El rechazo en alguna de estas etapas podría tener como consecuencia la salida de Londres sin ningún acuerdo y la destitución de la primera ministra británica, Theresa May.

Según trascendió, la ratificación por parte de los legisladores británicos y la Eurocámara podría realizarse entre febrero y marzo de 2019. El día 29 de ese mes es la fecha programada para el retiro oficial de Reino Unido de la UE, que será continuado por un periodo de transición que se extendería hasta el 1 de enero de 2021.

La premier británica, Theresa May, inicia ahora una carrera para lograr que el pacto de retirada sea aprobado por la Cámara de los Comunes, donde no cuenta con los apoyos necesarios.

Según adelantó, espera tener un “debate nacional crucial” para conseguir una votación antes de Navidad.

Coincidiendo con la celebración de la cumbre extraordinaria del Consejo Europeo, May difundió una carta en la que pedía apoyo público al pueblo británico para empezar un “nuevo capítulo de la historia nacional“.

Habrá un momento de regeneración y reconciliación cuando abandonemos la UE“, señaló, al tiempo que aseguró que el Reino Unido tendrá un “futuro brillante” fuera del bloque comunitario.

La misiva es, en opinión de la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, una acción “desesperada” de la “premier”, que sabe que de momento no tiene respaldo suficiente para sacar adelante el texto de retirada en el Parlamento británico.

En esa misma línea, la líder del norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP), socio del Gobierno británico, Arlene Foster, dijo que “bajo ninguna circunstancia” su partido votará a favor del acuerdo del “brexit”.

Además de en Westminster, el acuerdo aún debe ser aprobado en la Eurocámara y por los Veintisiete a nivel de ministros en el Consejo de la UE, donde el documento deberá obtener una mayoría cualificada para convertirse en texto legal.

Pese a la unanimidad expresada en Bruselas, para el presidente de la CE la jornada de hoy es “un día triste”.

“Ver a un país como Gran Bretaña, aunque haría el mismo comentario con cualquiera de los otros, marcharse de la Unión Europea, no es un momento de júbilo ni de celebración, es un momento triste y una tragedia”, afirmó el político luxemburgués.