Nacional no pudo marcar en tiempo normal al igual que Mineros, con el que igualó 0-0. En los penales estaba al borde de perder, pero la suerte se les alió, remontaron el score y pasaron a la siguiente fase de la Copa Sudamericana.

El primer tiempo fue chato y con ritmo cansino en el estadio Cachamay, de Puerto Ordaz. Los equipos se pelearon por la posesión de la pelota por lo que el compromiso se volvió cortado y eso impidió que existieran jugadas peligrosas en abundancia frente a las porterías.

El hombre más inquietante fue Johan Arrieche, que contó con dos ocasiones para batir al portero Juan Espínola. El Mineros se mostró más guapo y creó zozobra una vez con la pelota inquieta rematada por Angelo Peña, que hizo lucir la intervención del portero visitante.

Loading...

Nacional pudo ponerse arriba en el marcador pero dejaron ir las chances. Además no mostraron un nivel convincente y por momentos, el juego tomó un trayecto de notoria discreción.

En el reinicio, Nacional casi anotó el primer tanto tras un disparo de Juan Manuel que se desvió en un rival y luego se estrelló en el travesaño cuando se disputaban tres minutos del segundo tiempo. Posterior a esta jugada transcendente, los equipos volvieron a mostrar una cara gris y previsible.

Pasando la hora Celso Ayala refrescó el ataque en un cambio de hombre por hombre al mandar al campo de juego a Leonardo Villagra en reemplazo de Gerardo Arévalos (63 m). El delantero casi pagó con gol la confianza del Chito a pocos minutos de su ingreso, pero su remate fue afuera por escaso margen tras una habilitación con sentido de Adam Bareiro.

En el combinado local, Arrieche volvió a perdonar a los 75 y después fue reemplazado por Nelson Hernández, que casi de vistió de héroe a no ser por tapada de Espínola. A esta altura el Mineros jugó más al contragolpe porque Nacional se adueñó de la posición, inquiero con la chilena de Adam, pero nada fue suficiente para romper la línea defensiva y la serie exigió los penales para conocer al ganador.

Loading...