Olimpia y Cerro Porteño protagonizaron una nueva edición, la 298ª, de la máxima fiesta del fútbol paraguayo. Los rivales de siempre, los dos más grandes, los dos con más seguidores, se vieron frente a frente en el Defensores del Chaco.

Cerro Porteño comenzó mejor el lance. Tomó la iniciativa y le sacó el balón a un rival que no se acomodaba en la cancha.

Luego de varios centros al área decana, una mano clara de Juan Patiño a los 12’ le dio a la visita la gran chance de ponerse en ventaja en el marcador, mas el tiro penal de Diego Churín fue desviado por Alfredo Aguilar.

Loading...

A esta altura Zubeldía ya había prescindido del juvenil Alan Rodríguez, que solo duró un minuto en cancha, en un cambio por Cristian Insaurralde, participante activo junto con Rodrigo Rojas de la jugada del penal.

Cerro dejó pasar un momento propicio para herir al rival y sufrió en su cuerpo el azote de Olimpia protagonizada por Néstor Camacho, que con un disparo lejano y bien esquinado logró superar la estirada de Antony Silva (20 m). El Decano aprovechó el golpe moral que causó la equivocación y desniveló el marcador cuando ya lo hacía también en cancha con trepadas de Mauricio Cuero.

Este golpe no deprimió a Cerro que seguía administrando el balón y se animó en puntuales ocasiones. Olimpia cedió el protagonismo y durmió el encuentro rumbo a camerinos cuando el equipo azulgrana más insistía en la búsqueda de la paridad.

El complemento volvió a tener a los mismos protagonistas que terminaron la primera fracción. El Ciclón tomó la iniciativa, probó remates al arco tanto de pelota quieta como en movimiento, A. Aguilar se mostró seguro.

Los entrenadores movieron sus piezas, Insaurralde salió por cuestiones tácticas y Mendieta por una molestia. Pasaron los minutos, el trámite seguía igual, pero se comenzó a sentir la parte física.

Olimpia jugó los últimos 10’ con tres centrales. Se encerró en su campo e hizo aflorar los nervios en Cerro. Al Ciclón le costó profundizar ante este dispositivo defensivo.

La postura de Olimpia no varió, priorizó la obstrucción y la marca para cuidar el resultado.Garnero incorporó incluso elementos especializados en la faena a su trinchera defensiva con Darío Verón en reemplazo de Cuero con lo que Sergio Otálvaro subió como extremo derecho (73 m).

En tanto, el Ciclón siguió machacando hacia adelante, pero con escasa claridad. Novick se vistió de conductor del elenco azulgrana y fue bien acompañado por Alfio Oviedo, que entró bien al superclásico y fue protagonistas de las acciones más inquietantes, pero en ninguna pudo doblar las manos de Alfredo Aguilar.

El grito triunfal se desató cuando Mario Díaz de Vivar pitó el final. De esta manera, el Decano se quedó con el clásico, continúa en la cima del torneo y es el único equipo que aún no perdió en el torneo.

En la siguiente fecha, el líder invicto Olimpia, que tiene 16 unidades, visitará al 3 de Febrero. Cerro Porteño, antes de recibir a Independiente por el Apertura, deberá oficiar de local contra Defensor Sporting por la Copa Libertadores, torneo en el que es puntero de su grupo, mientras que a nivel local solo tiene seis, en igual cantidad de partidos.

Loading...