Tres jugadores de rugby de la selección venezolana decidieron quedarse a vivir en Paraguay después de haber venido al país para un torneo sudamericano. Los mismos están tramitando el refugio con una organización interinstitucional.

Los tres jóvenes son mayores de edad, de entre 18 y 19 años. Llegaron a Paraguay el pasado 9 abril y la fecha de regreso a Venezuela era este último domingo.

“Anoche nos avisaron que tres integrantes de la selección de rugby de Venezuela decidieron quedarse en el país. No es una situación normal para nosotros”, explicó el presidente de la Unión de Rugby del Paraguay.

Esto sucedió luego de que culminara la última jornada del Campeonato Sudamericano M20 en nuestro país, en el que la selección nacional de rugby, Los Yacaré, venció ayer 68 a 7 a Venezuela, Las Orquídeas, por lo que el seleccionado extranjero partió en horas de la madrugada para intentar ingresar a su país.

Según las informaciones, estos jóvenes prefirieron no retornar a su país por la compleja situación que está atravesando Venezuela con el régimen de Nicolás Maduro. Muchos ciudadanos de este país sudamericano están pasando por momentos críticos ante la censura y la falta de insumos en diversas áreas.

Erikson Bermúdez, presidente de la delegación venezolana, informó a Mendoza que los chicos se quedaron después de hablar con Ariel Bierdemann, directivo del San José Rugby Club, quien les ayudará a gestionar su estadía.

Ariel Biedermann, expresidente del Club San José, informó que los tres rugbistas venezolanos que decidieron no volver a su país por la situación política estarán en la sede del club hasta que encuentren una casa y legalicen su situación en Paraguay.

“Es algo que me cuesta mucho poder asimilar. No es algo que surgió anoche nada más. Es algo que yo venía manejando con el presidente de la federación venezolana. En ese momento era uno solo; ahora son tres”, expresó Biedermann en conversación con radio ABC Cardinal.

El expresidente del Club San José detalló que los deportistas “se quedaron con lo puesto” y que estarán “hospedados en el club hasta conseguirles un lugar acorde, cercano. No les sobra nada, pero no les va a faltar nada”, manifestó.

Además, contó que hubo gente que llamó a ofrecerles trabajo a los jóvenes y también compatriotas venezolanos que se pusieron a disposición. “No imaginé que esto iba a generar este gesto humanitario”, dijo, al tiempo de indicar que buscarán regularizar la situación legal de estas personas.

Desde la Cancillería confirmaron que los tres jóvenes solicitaron refugio político en Paraguay a través de la Comisión Nacional de Refugiados (Conare) y los trámites ya se están realizando.

Por esta misma razón no se puede dar a conocer la identidad de los deportistas ni donde vivirán. De esta forma se confirma que los mismos pidieron quedarse en Paraguay por la situación política, social y económica que se vive en su país.

COMENTARIOS