Podría ser la escena de una película de acción. Pero se trata de uno de los puntos en los que más dinero está invirtiendo el gobierno ruso para que nadie, absolutamente nadie, le arruine la organización de la Gran Fiesta del fútbol. Con la participación de la policía, guardia nacional y el Servicio de Seguridad de Rusia (FSB, por su sigla en ruso, pero que todos conocen como la ex KGB), se organizó el simulacro de atentado terrorista más complejo que se recuerde en una Copa del Mundo de la FIFA.

En un video difundido por uno de los diarios de Rusia, se puede ver el gigantesco operativo para una toma de rehenes: el momento en que el personal de seguridad sube a un helicóptero y salta en paracaídas sobre el nuevo estadio de Kaliningrado mientras que otro equipo entra con un camión blindado. Este entrenamiento se realizó hace pocos días en una de las sedes en donde se disputarán cuatro partidos del Mundial: Croacia – Nigeria (16 de junio), Serbia – Suiza (22 de junio), España – Marruecos (25 de junio) e Inglaterra – Bélgica (28 de junio).

Rusia recibe amenazas terroristas todo el tiempo. No sólo el Estado Islámico hizo declaraciones contra el gobierno de Putin por su injerencia en el conflicto sirio, también existen varios conflictos latentes en los países de la ex URSS que se presentan como una amenaza para la Copa del Mundo. No es casual que detrás de EEUU y China, Rusia tenga también el mayor gasto militar del mundo con un presupuesto cercano a los 70 mil millones de dólares, según datos brindados por el Instituto Internacional de Estudios para la Paz, de Estocolmo.

Loading...

Una de las mejores formas que encontró el Kremlin de controlar a los visitantes del Mundial es la creación del Fan ID, una identificación obligatoria de todos los asistentes a los estadiosque se deberá portar en todo momento ante el pedido de las autoridades rusas en las calles. El Servicio de Seguridad de Rusia (FSB) publica en su sitio web una lista de actividades en la vía pública que pueden ser identificadas como actos de terrorismo y que deben ser denunciadas de inmediato a las autoridades.

La identificación de los hinchas parece estar dando sus resultados. Hasta el momento, y según el ministro de Comunicaciones de Rusia, más de 350 mil hinchas han tramitado sus respectivos Fan Id.

Recordemos que en abril de 2017, un atentado de un grupo terrorista checheno dejó 14 muertos y 45 heridos en el metro de San Petersburgo, otra de las sedes del Mundial.

Las medidas de seguridad y la militarización de las calles serán, sin dudas, dos de las postales que dejará este Mundial de 2018 ante los ojos de todo el mundo.

Loading...