Inicio Deportes ¡Salud bicampeón!

¡Salud bicampeón!

Olimpia goleó a Guaraní y se coronó campeón del Torneo Clausura 2018

Olimpia es bicampeón indiscutible del fútbol paraguayo. El Decano goleó con autoridad 4-1 a Guaraní en el clásico más añejo y con dos fechas de anticipación, ya se coronó como el mejor equipo del torneo Clausura. El Rey de Copas llegó así a su título 42 en la historia del balompié guaraní.

Olimpia no sintió la presión de ganar para ser campeón. A los 8 minutos, cortó el oxigeno de Guaraní y marcó el 1-0. Aunque el visitante tuvo mejores opciones, siempre con el balón detenido, en el trámite del primer tiempo, el Decano garantizó la valla en cero por la fortaleza de Alfredo Aguilar y la impresión del rival. Lo que pasaba en San Estanislao con Deportivo Santaní y Cerro Porteño no importó.

Hasta el gol, el equipo aurinegro lució un mejor semblante en el Defensores del Chacho y creó barullos con un remate de Ródney Redes y cabezazo de Jorge Morel. No obstante, el tanto de Julián Benítez quitó profundidad, precisión y confianza al equipo de Gustavo Florentín.

Por su parte, Olimpia mantuvo el orden táctico y esperó el momento oportuno para adelantar sus líneas. Solamente Alfredo Aguilar salió peligrosamente de la mesura cuando a los 33 intentó salir jugando, enganchó largo, pero fue pillado y debió arriesgarse demasiado para evitar el remate hacia la desguarnecida portería.

La etapa inicial se fue con el 1-0, pero el segundo período comenzó con el 1-1. Sin tiempo para reacomodarse en el partido, Guaraní empató el partido con un gol de Guillermo Benítez. El lateral, que jugó de volante, se juntó con Jorge Mendoza y Redes para recibir un pase hacia el centro del área, donde gambeteó dos veces y quedó mano a mano con Aguilar. El zurdo definió con la pierna derecha y tras un leve desvió en el arquero, marcó el empate a los 46 minutos.

Todo volvió a la normalidad en el marcador y en un desarrollo más abierto y parejo, el local y el visitante tuvieron chances para llegar a otro tanto. Redes no pudo definir en una contragolpe para el 2-2, mientras que Hugo Quintana cabeceó un centro por el poste derecho como para el 3-1. Pero el volante del Decano tuvo revancha: a los 76 minutos, Víctor Centurión erró en un rechazo, dejó la pelota al merced del mediocampista, que extendió la ventaja en el tanteador.

Y para que la fiesta sea completa, apareció Jorge Ortega. El delantero de los goles importantes. Con otra salida en falsa de Centurión, el atacante remató de larga distancia con el arco blanco e hizo delirar al público de Olimpia en el Defensores del Chaco y en todo el mundo: 4-1 a los 85′. Sin dudas, el Rey de Copas fue el mejor del 2018: campeón del Apertura y del Clausura. Logró un bicampeonato después de 20 años (la última vez en 1997-1998) y ahora va por la Copa Paraguay (el miércoles 5 de diciembre contra Guaraní), para coronar el año con un triplete histórico.

- Publicidad -

ULTIMAS NOTICIAS

PARAWEY DEPORTES