Steven Spielberg en guerra con Netflix

El reconocido director le apuntó a las películas producidas por un servicio de streaming. El director quiere proponer cambios a la Academia de Cine que dificulten a la plataforma de vídeo optar a los premios Oscar

El avance de las plataformas de streaming tiene preocupado a muchos amantes del cine, que ven peligrar el futuro de las salas. Uno de ellos es Steven Spielbergquien lleva adelante una campaña para presionar a la Academia de los Oscar pidiendo que dejen fuera de los premios a producciones de, por ejemplo, Netflix o Amazon.

“Muchos directores dejarán que las compañías de streaming financien sus películas, quizás con la promesa de estrenarse durante una semana en las salas de cine para poder calificar para los premios. Pero en realidad se están comprometiendo al formato de televisión, lo que harán es una película para la televisión”, sostuvo el ganador del Oscar por La lista de Schindler (1993) y Rescatando al soldado Ryan (1998).

Según Spielberg las películas producidas por un servicio de streaming deberían competir en los Premios Emmy, que reconoce a lo mejor de la televisión. “Steven siente que hay una gran diferencia entre la situación de (las películas de) streaming y (las películas de los) cines”, afirmó una portavoz de Amblin, el estudio fundado por Spielberg.

Esta polémica crece luego de que Roma, el filme que el mexicano Alfonso Cuarón estrenó por Netflix, se llevara tres galardones en la última edición de los Oscar: mejor fotografía, mejor director y mejor película en idioma extranjero. A lo que se suma el próximo lanzamiento de The Irishman (se estima para la segunda mitad del año), la película de Martin Scorsese protagonizada por Robert De Niro y Al Pacino.

En consecuencia, Netflix decidió responder a los dichos de Spielberg mediante un comunicado en sus redes sociales. La compañía, que en su texto no nombra al reconocido realizador, se defiende explicando que su plataforma permite a muchas personas que no tienen acceso al cine disfrutar de películas que de otra manera no podrían ver.

“Nos encanta el cine. Aquí hay algunas cosas que también amamos: -acceso para las personas que no siempre pueden permitirse, o que viven en las ciudades sin teatros -dejar que todos, en todas partes disfrutan de lanzamientos al mismo tiempo -dar a los cineastas más formas de compartir arte. Estas cosas no son mutuamente excluyentes”, sostiene Netflix en su comunicado.