Un paciente con un cuchillo clavado en la espalda sale del hospital porque quería fumar

Un paciente de un hospital de Zelenodolsk (Rusia) intentó salir a fumar a pesar de que le habían clavado un cuchillo en la espalda. "Está usted a punto de morir...", le dicen para lograr que el paciente regrese al hospital.

En el vídeo grabado en un centro médico se puede ver a un joven caminando por el pasillo solo en ropa interior y con un cuchillo clavado en la espalda. Los médicos tratan de detener al paciente que, cuando los doctores le preguntan sobre sus intenciones, responde sucintamente: “Voy a fumar”.

El Ministerio de Salud de la república de Tartaristán —donde se halla la ciudad de Zelenodolsk—señaló que los médicos habían realizado la operación para sacarle el cuchillo de la espalda y que el joven estaba bien. Resultó que el arma le había penetrado solo el tejido muscular

El hombre llegó al hospital en un estado de intoxicación severa por alcohol. Después de un examen médico, estaba esperando los procedimientos en la camilla cuando de repente se levantó y se dirigió a fumar a la calle, donde hacía varios grados bajo cero.