Eran cerca de las 15:00 del sábado en una estación de servicio sobre la avenida Rodríguez de Francia, a donde Maria Paz Paredes fue con el propósito de cargar combustible. Este simple acto desembocó en una denuncia policial atendiendo a que existen indicios de que la mujer fue víctima de un intento premeditado de intoxicación con presuntos químicos.

La joven manifestó que llegó en su vehículo a la estación de servicio, donde el playero le paso una tarjeta personal con la inscripción “ALI AL GLAZZAWI- Ventas de Termo”, la cual le había pasado una persona que se encontraba a bordo de una camioneta roja, con terminación de chapa N° 447.

María Paz, mencionó en una publicación en su perfil de Facebook, que casi por inercia agarró la tarjeta y le preguntó al trabajador de parte de quién venía, el playero dijo que de las personas que iban a bordo de una camioneta que estaba cargando combustible al lado de ella.

Loading...

Segundos después de haber agarrado la tarjeta, empezó a sentir un hormigueo en sus manos que luego se extendieron a sus brazos. Como pudo, llamó a su madre quien vino hasta el lugar a auxiliarla. Además de la parálisis momentánea que dijo sentir en los brazos, tenía dificultades para respirar y taquicardia. Una vez que llegó su mamá, la encontró con ronchas en gran parte del cuerpo.

La misteriosa tarjeta ya se encuentra en poder de los investigadores y se prevé que sea analizada de manera a determinar con qué fue rociada.

Loading...