En medio del malestar que hay en un sector de las Fuerzas Armadas de Venezuela, el gobierno de Nicolás Maduro ordenó ayer encarcelar a otros nueve miembros del Ejército bajo cargos de “traición a la Patria” e “instigación a la rebelión”.

Se trata de seis tenientes coroneles, un primer teniente y dos sargentos, entre ellos una mujer. Dos de los procesados comandaban batallones en Caracas y San Cristóbal, ciudad fronteriza con Colombia.

Fueron detenidos por funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar el 2 de marzo en diferentes batallones, sindicados de conformar presuntamente un grupo rebelde denominado “Movimiento de Transición a la Dignidad del Pueblo”.

Loading...

Esta semana un tribunal militar los juzgó y decidió enviarlos a prisión. Alonso Medina, abogado defensor de los militares, dijo que los delitos por los cuales se los acusa “conllevan penas de hasta 30 años” de cárcel.

Sin embargo, explicó el abogado, “en las audiencias del Ministerio Público Militar no se señaló ningún elemento concreto en contra de los oficiales; simplemente se hizo una narrativa en base a supuestos informes de inteligencia”.

También hubo arrestos en los estados Carabobo, Barinas y Guárico, detalló el abogado, pero no dio mayores precisiones. Estas capturas se producen poco más de una semana después de que Maduro ordenara la expulsión y degradación de 24 oficiales activos y en retiro. Entre estos figura el encarcelado exministro de Defensa Raúl Baduel, antiguo aliado del fallecido presidente Hugo Chávez.

“El gobierno está avanzando en un esquema de detenciones ilegales periódicas, incluso aleatorias, como fórmula para mantener la institución militar sumisa y leal a la revolución”, señaló la experta en temas militares Rocío San Miguel.

En su opinión, “el mayor peligro que enfrenta Nicolás Maduro viene de sus generales y almirantes. Y como no puede actuar contra ellos, tantea con mandos medios para medir reacciones”.

“Con las detenciones de seis oficiales -cuatro de ellos comandantes de unidades con poder de combate- Maduro da un paso adelante para intentar blindarse de la amenaza a lo interno de la Fuerza Armada”, agregó.

El mandatario, que aspira a la reelección en los comicios adelantados que se efectuarán el 20 de mayo, acusó el viernes a Estados Unidos de promover “de manera abierta y pública un golpe de estado militar” para derrocarlo.

Las Fuerzas Armadas son consideradas por analistas el principal sostén que tiene hasta ahora Maduro. Pero en el último año hubo divisiones internas entre los militares a raíz de la crítica situación que padece el país, como el desabastecimiento de productos de primera necesidad y la hiperinflación.

Los episodios de rebelión se dan principalmente entre los sectores medios y bajos de las fuerzas de seguridad, cuyas familias son las que soportan todo el peso de la crisis económica venezolana.w

Loading...